Dudas


En esta sección puedes escribir un comentario con cualquier duda o pregunta que tengas sobre el cristianismo, y nosotros, dentro de nuestras limitadas posibilidades, te contestaremos de la mejor forma posible.

Dudas

Si eres católico pero necesitas aclaraciones, si eres protestante y crees que debes corregir un error católico, si eres agnóstico que no has cesado en tu búsqueda de la verdad, o si simplemente eres cristiano pero tienes dudas, no tengas miedo y pregunta. Cuando Tomás vió a Jesús y aún así dudó, la respuesta de Jesús no fue reprocharle su falta de fe sin más; Jesús tomó su brazo y le pidió que metiera el dedo en la llaga, así es como se resuelven las dudas, dirigiéndose directamente al problema en lugar de intentar ignorarlo por miedo a perder la fe.

Anuncios

126 thoughts on “Dudas

  1. Muchos Saludos Compañero Cristian. Como se encuentra. Le escribo porque tengo una duda. Como sabrá ya he respondido a las interrogantes que me ha planteado anteriormente. Me gustaría saber si ya ha recibido el texto que le envié ya que la pagina no lo muestra en la sección de respuestas. Gracias.

    Me gusta

    • Supongo que el texto lo enviarías en enlace. Es nuestra política no publicar enlaces a textos externos. Esta página no pretende ser un foro para compartir ideas, sino una plataforma para defender las católicas. Esa será la causa de que su enlace no aparezca, pero no se lo tome como algo personal.

      Me gusta

  2. Saludos Christian,
    He hecho varios comentarios en su página en poco tiempo y no han recibido respuesta. Como esto nunca me ha pasado, me he llegado a preguntar si es que en esos días la conexión falló o algo pasó. O simplemente es que ahora está Usted muy ocupado. ¿Puede decirme qué sucede?

    Me gusta

  3. Saludos Cristhian!!
    Ya he oído varias veces que puede haber divorcio legítimo en caso de adulterio, basado en Mt 19,9. Por supuesto la Iglesia enseña que no, ahora bien: cual es el sentido de dicho pasaje?.
    Algo leí pero no me cierra. Una explicación a nota al pie de página de la Biblia de Jerusalén dice que en vista a que los pasajes paralelos de los demás sinopticos no mencionan tal ecepcion se deba a que probablemente era una solución a un problema particular de la comunidad de Mateo. Sería eso? Algún documento de la Iglesia al respecto?

    Me gusta

  4. Saludos Christian,

    Soy un lector asiduo de los artículos de esta página y me ha sido muy útil para defender mi fe católica ante los cuestionamientos de algunos familiares que hace un par de años se hicieron cristianos bautistas, adicional he aprendido de muchos temas y me ha servido para interesarme más acerca de mi religión. Hace unos días invitamos a estos familiares al bautismo de mi pequeña sobrinita y después de finalizada la ceremonia me comentaron que no era posible que ya la consideráramos hija de Dios, basándose en varios puntos de la escritura tales como Romanos 8,14, Juan 14,26, y de Juan 15,3, es decir comentan que se es hijo de Dios hasta que, de manera consciente permites que el Espíritu Santo te guié en fe, espiritualidad y moral a través del estudio de la Biblia y que todos aquellos que siguen “nutriendo” al Espíritu permanecerán siendo Hijos de Dios. Esto choca con mis conceptos, pues para mí, se es hijo de Dios a partir de que eres bautizado.

    ¿Podrías ayudarme a clarificar más el concepto de Hijo de Dios? Nuevamente un saludo y que Dios te bendiga en esta noble labor que realizas.

    Jerry.

    Me gusta

    • Los hijos de Dios forman una familia que en el Nuevo Testamento se llama “Iglesia”. Los protestantes espiritualizan el concepto y rechazan que la Iglesia sea un grupo visible, pero incluso ellos admiten que la Iglesia es el conjunto de personas que forman parte del Cuerpo Místico de Jesús, que todos somos hermanos, hermanos de Cristo e hijos del Padre.

      A la Iglesia se entra por el bautismo, ese era (y es) el sentido del bautismo de los cristianos, te bautizaban y con ese sacramento se borraban tus pecados y pasabas a formar parte de la Iglesia.

      Se puede discutir sobre si conviene o no bautizar a los niños. Yo diría firmemente que sí, pero independientemente de ese debate, el bautismo te convierte en miembro de la Iglesia y por tanto en hijo de Dios. A partir de ese momento es como si un padre te adopta y pasa a ser tu padre a todos los efectos. Tú puedes ser un hijo estupendo o desastroso, o puedes tener temporadas buenas o malas, pero ya no te quita nadie que eres hijo de tu padre. Incluso si tu padre reniega de ti, sigues siendo hijo de tu padre. Incluso si tú reniegas de tu padre, sigues siendo hijo suyo, en eso no existe el divorcio.

      Ser hijos de Dios no significa que estamos salvados, ni mucho menos, la salvación es algo que se acepta o rechaza día a día. Si un bebé se bautiza, pasa a ser hijo de Dios, y si ese bebé crece y se convierte en una persona malvada o atea o lo que sea, pues rendirá cuentas por ello, y si hace falta irá de cabeza al infierno… sin dejar de ser hijo de Dios.

      Lo que no tiene sentido es la idea de algunas denominaciones evangélicas que afirman que si un día de todo corazón aceptas a Jesús como tu salvador, ya quedas irremeidablemente salvado hagas lo que hagas.

      Creo que ha sido en esta misma sección de Dudas en donde hemos comentado una o varias veces el concepto de hijo de Dios. Todos somos criaturas de Dios, pero hijos de Dios sólo los miembros de su Iglesia. Dios ama y se preocupa por todas sus criaturas, pero como buen padre, primero se preocupa de los suyos y luego de los demás. O si prefieres puedes verlo al revés. Dios nos ofrece una serie de apoyos y ayudas, entre otras cosas los sacramentos, y quienes entramos en su Iglesia y aceptamos esas ayudas lo tenemos más fácil que los que no lo aceptan o por la razón que sea ni siquiera han tenido la oportunidad de acceder a ello. Evidentemente Dios desearía que todos aceptaran su ayuda, pero tampoco puede obligar a nadie. Por eso los miembros de la Iglesia lo tenemos más fácil, aunque sigue siendo responsabilidad de cada uno usar esos medios o no.

      Entonces sabiendo esto ¿esperarías a que tu hijo o sobrina cumpla 18 años antes de ponerlo bajo la especial protección divina? Yo no veo razón para esperar ni un segundo. Luego ese bebé de mayor decidirá por sí mismo si usa o desprecia la ayuda que Dios pone a su disposición, pero mientras está bajo la responsabilidad de un padre, ese padre debería hacer lo posible para que el niño pase a ser hijo de Dios, viva en esa comunidad y en contacto con todo eso que Dios pone a nuestra disposición, de modo que el niño, cuando sea adulto, tendrá una formación y experiencia de esa vida lo suficientemente buena como para saber entre qué cosas puede elegir.

      Ahora mira la perspectiva de tus familiares. Según ellos el bautismo no será de utilidad porque el niño no tiene conciencia, tendrá que decidir el bautismo por sí mismo de mayor, y según camine o no por la senda del Señor estará o no salvo. ¿Pues en qué se diferencia eso de lo que nosotros hacemos? Nosotros le bautizamos de bebé pero igualmente ese bautismo no basta para salvarle a menos que de adulto no haga suyo ese bautismo y camine en la senda del Señor. Es igual. Sólo que no es igual. Se nos dice que el primer paso para lograr la salvación es el bautismo. ¿Y si esa persona muere a los 2 o a los 15 años sin haber sido aún bautizada? ¿se salva? Pues no lo sé, ¿lo sabes tú, lo saben ellos? ¿te arriesgarías a que tu hijo o tu sobrina pase toda su infancia y adolescencia sin bautismo pensando que si muere sin bautismo tal vez, a lo mejor, otros dicen que con seguridad… se condenará? Yo jamás me arriesgaría con algo así. ¿Dónde dice la Biblia que no se puede bautizar a los niños? ¿alguien supone que el bautismo puede perjudicar a un niño? Confiamos en que Dios tenga misericordia con los que mueren sin bautizar, pero eso es lo mismo que desear que los salve, pero si tuviésemos la seguridad de que Dios es tan misericordioso que no va a tener en cuenta si alguien está o no bautizado, entonces el bautismo no sería un sacramento importante, y chocaría por qué el Nuevo Testamento y la Iglesia desde su nacimiento ha dado siempre tantísima importancia al bautismo.

      Y otra cuestión, si el bautismo sólo puede tener efecto cuando alguien tiene la madurez y edad suficiente como para comprenderlo, entonces los deficientes mentales no tendrían más remedio que morir sin bautizar, porque jamás estarían en condición de recibir el bautismo. Tal vez haya quien suponga que Dios exige el bautismo a los adultos responsables, pero exime a los menores de edad y dementes, pero ¿dónde dice eso en la Biblia? Sería una simple suposición humana, bastante razonable pero pura especulación humana, y en un asunto tan fundamental como la salvación del alma yo no me fiaría ni del razonamiento mejor fundado del sabio más erudito del planeta. Por si acaso. La Biblia dice que nos bauticemos para ser hijos de Dios y que la oferta de salvación llegue a nosotros, eso dice, y todo lo demás son razonamientos humanos. Quien quiera arriesgarse… No, que ellos nada arriesgan, quien quiera arriesgar la salvación de sus hijos rechazando la enseñanza secular de la Iglesia por seguir un razonamiento humano, tendrá que rendir ante Dios cuentas por ello.

      Quienes quieren sustituir las doctrinas de la Iglesia, el mensaje del Evangelio, por un buenismo políticamente correcto y dicen que “cómo va Dios a consentir eso o a hacer lo otro o tal y tal”, que se dejen de sacar conclusiones humanas, como si Dios tuviera que encajar con los conceptos morales y políticos de este preciso momento histórico, y que se lea la Biblia, incluso el Nuevo Testamento. El Dios que allí nos encontramos no es un Dios exclusivamente buenillo y cariñoso. No es un Dios-Abuelo, es un Dios-Padre, y el Nuevo Testamento (y no digamos del Antiguo), no es políticamente correcto. Dios es Padre, nos ama y todo eso, pero el mismo Jesús anunció cosas como “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles”. El Evangelio nos enseña a amar a Dios, nuestro padre, pero también nos enseña que hay que temer a Dios, nuestro juez, porque Dios es padre, es amor, es bueno y santo, pero también es justo y exigente. Si Dios establece unas normas, yo prefiero cumplirlas y no saltarme las normas confiando en que como Dios es tan bueno, pues ya se hará cargo, al fin y al cabo se dará cuenta de que yo me las he saltado pero de buena fe, o por desconocimiento o por lo que sea. Tal vez sí, tal vez no. Yo no me arriesgaría ni arriesgaría la salvación de los míos.

      Y de entre tantas vueltas argumentales, ojalá por algún recodo logres sacar la claridad de ideas que a estas horas de la noche a mí hoy me falta.

      Un saludo hermano

      Me gusta

  5. Como responder a los q afirman que la religión aliena, lava cerebros,etc? Disculpe la pregunta pero me cuesta expresarme para responder ya que muchas veces es solo cuestión de razonar 😀 y la explicación que soles dar me ilumina muy bien! Saludos!!

    Me gusta

    • Habría que saber qué entienden ellos por alienar o lavar cerebros. Normalmente, quien eso afirma, considera que lavar el cerebro es meter en la cabeza de alguien ideas ajenas, de forma que terminan viendo el mundo de una determinada manera y pensando y razonando de una determinada manera que les viene impuesta desde fuera, por eso se puede decir que quedan alienados.

      Quienes llevan ese concepto hasta el extremo afirman también que los padres que educan a un niño marcándoles qué está bien y qué está mal, qué es adecuado y no, qué es correcto y no… les están alienando. Hace poco salió en prensa la foto de un famoso americano con su hijo (no recuerdo si era cantante o actor de Hollywood). Le llevaba a la escuela, el niño disfrazado de princesa Disney y el padre disfrazado de algo que pretendía ser Campanilla o algo así. Sin comentarios. La cuestión es que el famoso papá, muy orgulloso de saber mejor que el resto cómo educar a un niño, decía que el niño se levantó con el capricho de vestirse de princesa, y él le aplaudió la idea y decidió solidarizarse con él vistiéndose también de princesa para que el niño no llegara a pensar, Dios no lo quiera, que un hombre vestido de princesa es algo extraño. Lo que el padre venía a decir es que no quería “condicionar” el comportamiento y los valores de su hijo (de unos 6 años), que el niño debía crecer con la libertad de tomar sus decisiones y decidir por sí mismo qué está bien y qué está mal. Supongo que si el niño al llegar a casa decide prender fuego a las cortinas o decide clavarle el boli en el ojo a un compañero molesto el padre actuaría limitando la libertad del niño, pero si es consecuente puede que no lo haga y decida que, después de arder toda la casa o después de dejar tuerto a su compañerito de clase, el niño sacara sus propias conclusiones y decidiera si lo hecho le parece bien o mal. En fin, poco probable.

      Lo que ese bienintencionado padre está haciendo es, lisa y llanamente, renunciando a educar a su hijo, con la absurda idea de que los niños nacen con una madurez plena y una capacidad de razonamiento y comprensión de la realidad semejante a quien ya lleva muchos años vividos. El niño no sabe lo que le conviene ni lo que se necesita para convivir en sociedad, un padre tiene que írselo enseñando. Si eso es lavarle el cerebro, pues eso será, pero tendría el mismo sentido que lavarle el cuerpo cuando viene sucio y lleno de barro.

      Ahora vamos a irnos a un contexto más amplio, que cubra tanto a niños como adultos. Lavar el cerebro es meterle a uno ideas en la cabeza. Dejemos la religión en concreto y vayámonos también a un contexto más amplio: ideas en la cabeza. Quienes siguen una religión están aceptando ideas externas, o bien porque se las transmitieron de niño o porque las aceptó de adulto (en libre elección, tanto si las toma como si las mantiene). Quienes siguen cualquier tipo de ideología igualmente está aceptando ideas externas, o bien porque le educaron en esa ideología o porque de mayor le convenció y lo asumió, y esa ideología puede ser el comunismo, la democracia, el pacifismo, el belicismo, el fundamentalismo, el ecologismo, el animalismo, la idea de que hombres y mujeres son iguales, la idea de que hombres y mujeres son diferentes, el racismo, el proteccionismo, etc. etc. etc.

      En definitiva, todos venimos al mundo en un estado de ignorancia, las ideologías no nos las inventamos, las asimilamos; o bien nos las meten en la cabeza de pequeños, y luego de adulto decidimos que queremos mantenerlas (o las rechazamos), o bien las adquirimos de adultos porque, entre todas las ideas que circulan a nuestro alrededor, nos convencen más que otras. Todas las ideologías vienen de fuera, estaban ahí antes de que nosotros las conociéramos, y por tanto, o uno es libre de tomarlas o dejarlas, o todas son lavados de cerebro. Lo que no tiene sentido es decirte que si eres católico es porque te han lavado el cerebro, y sin embargo esa persona que te lo dice, que creerá en la democracia, o en el socialismo, o en el ecologismo o en lo que sea que crea, ¿no habría sufrido igualmente un lavado de cerebro? ¿Es que él es libre y maduro para mantener esas creencias que le han transmitido o que ha aceptado y sin embargo tú no eres igualmente maduro y libre para tus propias creencias? Lo que hay debajo de ese absurdo razonamiento es una idea maniquea y personalista de qué ideas son correctas y qué ideas no lo son. Si una idea es correcta (y soy yo quien lo decido), entonces aceptarla y transmitirla está bien, es más, es deseable y casi obligatorio. Pero si alguien decide aceptar o transmitir una idea diferente o contraria a la mía, entonces eso no puede ser otra cosa que un lavado de cerebro, y quien acepta semejante estupidez necesariamente tiene que haber suspendido su capacidad de razonar, por lo tanto ni está funcionando con madurez ni tiene capacidad racional suficiente para elegir sus propias creencias.

      Un caso extremo de “lavado de cerebro”, si es que eso es toda aceptación de creencias ajenas, sería la ciencia. Muchísimas de las leyes y conceptos que nos enseña la ciencia están fuera de nuestras posibilidades de comprobación. La intensidad de la fuerza electromagnética, la naturaleza de las estrellas, la composición del átomo, y muuuchas cosas más, nos las creemos porque nos dicen que es así, y nosotros, que tenemos una fe ciega en la comunidad científica, lo aceptamos sin rechistar, sin necesidad incluso de que nos lo demuestren, simplemente lo creemos porque ellos nos lo dicen. Eso es fe, y pocos creyentes tienen en Dios una fe tan grande como solemos tener en la ciencia. Y esas ideas nos vienen de fuera, así que ¿por qué no considerarlo un lavado de cerebro? La persona que tales cosas dice ¿realmente se cuestiona profundamente de forma crítica cada cosa que le dice la ciencia, o lo acepta sin rechistar por pura fe en la ciencia? Y su manera de ver el mundo ¿realmente es suya propia original, es la primera persona que por sí misma ha llegado a esas conclusiones, o ese tipo de ideología es producto de su tiempo y lo que hace él es sumarse a ella y compartirla? Nadie puede vivir en sociedad y no asimilar las ideas de su sociedad.

      Quien te acusa de tener el cerebro lavado, a ti por aceptar unas creencias religiosas, está haciendo lo mismo por su parte, pero utilizando una vara de medir radicalmente diferente para juzgarte a ti y para juzgarse a él. En ese caso, si alguien no está usando la razón correctamente, obviamente es él.

      El ateísmo funciona como una religión, es un sistema de creencias que tus padres te transmiten o que tú aceptas de mayor, y consiste en tener una fe ciega en quienes divulgan el materialismo. Nadie ha podido demostrar que Dios existe pero ellos están convencidos de que no existe. El agnóstico opina que nadie ha podido demostrarle ni que existe ni que no existe, por lo tanto asume una postura de “no sé”, pero el ateo ha ido más allá, asumiendo por fe, y fe ciega, que Dios no existe. Quienes son ateos y educan a sus hijos en el ateísmo, hacen igual que quienes son creyentes y educan a sus hijos en sus creencias. Pero hoy en día en la sociedad predomina el mensaje ateo a todos los niveles (sobre todo en Europa), así que si tú educas a tu hijo como católico luego él decidirá si mantiene esas creencias o sucumbe a la presión general y se deja “lavar el cerebro” por los mensajes continuos que le manda la sociedad. Pero si educas a tus hijos en el ateísmo, como esa formación está en sintonía con los mensajes que le bombardearán durante toda su vida, es más que probable que de mayor siga siendo ateo, porque realmente no le has dado al niño una base de comparación, no puede saber si creer en Dios es mejor, porque eso es una vivencia que él nunca ha tenido.

      Así que, estrictamente hablando, podemos decir que la sociedad nos está haciendo un continuo lavado de cerebro para que asumamos el materialismo ateo, y los ateos se han dejado seducir por esa ideología actual, es decir, se han dejado lavar el cerebro. Cuando los países eran cristianos incuestionablemente y todos los mensajes de la sociedad daban el cristianismo por sentado, en cierto modo podíamos decir que les lavaban el cerebro con el cristianismo, pues es difícil que un individuo pudiera por sí mismo elegir otra creencia diferente a la que todo el mundo daba por incuestionable. Pero hoy estamos en situación diferente, el mensaje que la sociedad bombardea, en la tele, las revistas, la política, las escuelas, los periódicos, el cine, etc etc, es un mensaje predominantemente ateo, así que las personas que no aguantan esa presión y sucumben al ateísmo son, hoy, aquellos a quienes la sociedad, con su maquinaria propagandística, ha logrado lavar el cerebro. Todavía quedamos un sector que a pesar de todas las presiones e incluso rechazos y obstáculos, mantenemos nuestra fe por elección propia. Así que, teniendo en cuenta la situación actual ¿quién es el del cerebro lavado? Siempre el que acaba poniéndose en sintonía con la presión externa, el que cede y asume las ideas que le llegan, pues en eso consiste un lavado de cerebro, en ceder a la presión externa. Si la presión va en el sentido de ridiculizar a la religión e imponer el materialismo ateo, entonces todos los que ceden ante esa presión y aceptan esa ideología, son quienes se han dejado lavar el cerebro. Y luego tienen la ingenuidad de acusar de eso mismo a los que resistimos la presión y logramos seguir pensando por nosotros mismos en vez de pensar como todo el mundo. Qué ironía.

      Me gusta

  6. Hola apologia!!!
    He visto bastantes personas ya sean ateas o agnosticas u otras q afirman que muchos pasajes de la Biblia son una copia, acomodaciones de una literatura más antigua como la sumeria por ejemplo, y uno de ellos sería el diluvio.como responder en este caso?

    Me gusta

    • Pues con el diluvio en concreto, como otros textos antiguos de origen sumerio, yo diría que no tiene nada de extraño que esas narraciones se hayan encontrado también en tablillas sumerias. Se supone que son narraciones pasadas de generación en generación durante muchos siglos, lo que nos remonta necesariamente a épocas anteriores a Abraham, y Abraham era natural de Ur, se vino de allí a la Tierra que Dios le prometió con cientos de personas a su servicio, es decir, hubo una migración de gentes de la zona de Ur que se asentaron en Canaán y dieron origen a lo que sería el pueblo hebreo (= hijos de Abraham). Y Ur era una ciudad sumeria, así que Abraham era sumerio, por lo tanto podemos decir que los israelitas eran sumerios que migraron a Palestina, por lo tanto decir que una historia antigua fue conservada por los israelitas significa que esa historia es sumeria, aunque los israelitas la cuentan de otra forma, a la luz de Dios, que es como un recuerdo o mito antiguo se transforma en Palabra de Dios con un significado verdadero. Decir que los hebreos se apropiaron de un relato sumerio sería como decir que los mejicanos católicos han copiado la Biblia de los españoles. No, simplemente la Biblia ha ido pasando de generación en generación desde el siglo primero, y cuando los españoles fueron a México la Biblia siguió con ellos pasando de generación en generación, y los mejicanos, que son descendientes de esos españoles, mezclados con indios, sólo son eslabones más dentro de esa larga cadena que se remonta a los orígenes, no copiaron nada de otros, es parte de ellos mismos y ellos son parte de la tradición. Los propios españoles no escribieron la Biblia, son también otro fragmento de la cadena de transmisión.

      Me gusta

      • 😂😂😂 que sencillo la explicación había sido jeje!. Gracias lo entendí muy bien!.
        Aprovecho y hago otra pregunta:se puede decir que todos los hombres somos hijos de Dios? Independiente de su religión y cultura?O solos los bautizados? Los no bautizados se podrían llamar solo creaturas de Dios?

        Me gusta

      • Por el bautismo pasamos a ser hijos de Dios, así que los no bautizados son creaturas pero no hijos. Por supuesto Dios ama y se ocupa de todas sus criaturas, podemos seguir con la metáfora y decir que nosotros somos hijos de Dios y los demás sobrinos, y los tíos se preocupan por sus sobrinos, sobre todo si están huérfanos. Un cristiano es tu hermano, un musulmán tu prójimo.

        Me gusta

  7. Buen dia, tarde o noche respectivamente de su localidad… Es muy interesante e instructivo todo este material de apologia. He leido casi todo en cuanto a los temas y me ha ilusrado mucho gracias a quien o quienes se han tomaso este tiempo de recopilar y dar explicacion a temas muy debatidos en cada rincon de nuestros pueblos referente a puntos de vista de la sana doctrina. Saludos.

    Me gusta

  8. Buenas Christian .
    Aun estoy leyendo extenso sobre la salvacion , pero tengo una pregunta cortita de otro tema .
    He venido leyendo paginas ortodoxas , algunas bellas bellas en espiritualidad y me han dado la posibilidad de hacer preguntas . Pero hay algo que no logro alclarar ..
    Las diferencias teologicas que tenemos se dieron desde el principio , cuando se crearon los 5 primeros patriarcados , o se dieron despues del cisma ??
    Me refiero a diferencias como el entendimiento del pecado original , el tema de la primacia de Pedro y sobre todo el purgatorio , de este ultimo me han explicado muy bien , pero es tan distinto lo que ellos comprenden y creen sobre el tema , que surge esta inquietud que nadie me aclara ¿ siempre estuvieron esas diferencias ( desde el principio ) o son posteriores al cisma .
    Bueno , yo espero no aburrir .
    Un saludo cordial , como siempre .

    Me gusta

    • Hasta el momento del cisma católicos romanos y ortodoxos compartíamos los mismos dogmas. Sobre la primacía de Roma hubo formas diferentes de entenderlo y no faltaron tensiones en algunos momentos (política y religión se mezclan en esto) pero se reconocía la primacía del papa. A medida que Bizancio se convierte en la gran capital del mundo mientras Roma se hunde en la barbarie y queda poco más que ciudad de provincias, cada vez se hace más penoso para Bizancio estar supeditado a Roma, aunque sea en lo espiritual. Los emperadores bizantinos no llevaban nada bien esta influencia extranjera y entre todas las cosas al final una chispa (la controversia del filoque) hizo estallar la pólvora y rompieron con Roma (ellos dirán que rompimos nosotros por no ceder). El caso es que a partir de ese momento, en el año 1054, la Iglesia se divide. El vínculo espiritual era ya lo único que unía Oriente y Occidente así que a partir de ese momento (y más aún cuando los turcos terminan con Bizancio), será una situación parecida al telón de acero de la Guerra Fría, ningún contacto entre ambos mundos. Por eso la teología evolucionó de forma diferente en ambas partes. En lo básico se mantuvo la unidad pero en algunos aspectos puntuales se llegaron a hacer interpretaciones diferentes en ciertos aspectos, pero todo eso vino después de la ruptura, cuando ellos ya no estaban bajo el primado del papa. Como es lógico, lo primero que se replantearon fue la primacía de Pedro, pues necesitaban justificar su ruptura con Roma, y luego surgieron algunas elaboraciones teológicas nuevas o se abrazaron ya sin reparos algunas ideas que ya circulaban entre ellos. Pero tampoco hay que engañarse, muchas de las diferencias que hay entre nosotros son pequeñas o diferentes maneras de ver una misma cosa. Quienes quieren enfatizar las diferencias suelen agrandarlas, pero realmente son pocas y en general pequeñas. Lo que comentas sobre el pecado original, el punto de vista actual entre católicos y ortodoxos es practicamente el mismo, por no decir idéntico. Lo que ellos llaman “pecado ancestral” es lo que nosotros llamamos “pecado original”. No es un pecado heredado en el sentido de que nosotros paguemos las culpas de nuestros ancestros, sino que al tener libre albedrío poseemos inclinación al mal ( y también al bien), y esa tendencia a hacer el mal en muchas ocasiones sería lo que llamamos el pecado original, porque es un pecado que está con nosotros desde el origen de la humanidad. Diferentes teólogos tal vez tengan diferentes formas de explicarlo (incluso dentro de nuestra misma Iglesia), pero más o menos vienen a decir todos eso mismo. El catecismo aclara muy bien que ese pecado se llama así por analogía pero no puede considerarse de la misma naturaleza que los pecados que cometemos nosotros, y por tanto somos responsables de ello; éste otro pecado es más bien una potencialidad o inclinación. La mayor parte de las diferencias entre las iglesias católicas (romana, ortodoxa, copta, siríaca, etc.) se han debido sobre todo a malentendidos, porque uno lo explica de una forma y los otros no lo entienden correctamente y creen que se trata de ideas diferentes cuando no lo son (esto se debe a las traducciones, que siempre deforman algo las ideas, y a que cada iglesia ha desarrollado una teología propia y unos conceptos y vocabulario que puede malinterpretarse si no formas parte de esa tradición teológica). Por eso en las últimas décadas Roma está llegando a “acuerdos” o como se llame con otras iglesias en donde tras discutir y aclarar cada uno su doctrina, finalmente se llega a la conclusión de que tal o cual doctrina que nos dividía en realidad era compartida por ambas partes, solo que cada uno entendía mal lo que el otro quería decir, y así por ejemplo se firmó con los luteranos el documento en donde se reconoce que ambos tenemos más o menos la misma idea sobre la justificación por la fe y las obras, y con los maoritas (creo) se llegó también a la conclusión de que nuestra idea de María es idéntica y lo mismo con otras muchas cosas que nos separaban por malentendidos.

      Me gusta

Deje su comentario (será publicado aquí tras ser revisado)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s